Interesante

No te pagamos para pensar en nuestra empresa

Les suena? Es una odiosa frase que repiten con insistencia muchos jefes autoritarios que no aceptan que por debajo de ellos pueda haber personas que aporten ideas. Parten de la premisa de que los únicos que saben hacer cosas son ellos mismos, y los subordinados sólo están para ejecutar sin rechistar- las directrices que se les da. Qué triste!!

Mi reflexión de hoy nace de un debate en linkedin en el que se proponía promover la reflexión como manera de aprendizaje. La cuestión es indiscutible: cualquier acción, incluso la más simple, nace de un pensamiento. Cómo se nos ocurre inhibir el pensamiento de las personas? Es como relegar a los individuos a meros autómatas, entes sin materia gris que funcionan conforme a una programación interna y que nunca se cuestionan o se replantean lo que hacen.

En las empresas debemos evitar a toda costa caer en este error. Cualquier empleado tiene que tener la capacidad de proponer soluciones que mejoren los procesos que ejecutan, sabiendo además que él es quien mejor conoce el desempeño en su puesto de trabajo. La evolución de las organizaciones y la innovación nace de estos pequeños cambios que, casi sin darnos cuenta, vamos aplicando a nuestras rutinas cotidianas. Pasito a pasito, aportación a aportación, nos vamos moviendo de nuestra posición actual y buscando la diferenciación que nos conduce al éxito.

Pensar y reflexionar es una tarea capital en cualquier posición. Los jefes inteligentes fomentan esta capacidad e incentivan a quien propone ideas diferentes. Por contra, los jefes mediocres son los que creen que todo está inventado y que los de abajo solo están para hacer lo que se le manda (los de abajo no tienen que pensar, solo tienen que actuar)

Este tipo de planteamientos tenían cierta validez a principios del siglo pasado, cuando las organizaciones se llenaban de personas sin formación alguna y trabajaban en cadenas de producción en las que debían aplicar una metodología que estaba pensada por aquellos pocos directivos cualificados que existían en el seno de las organizaciones. Pero a día de hoy, con empresas plagadas de personal tremendamente cualificado, cómo les vamos a inhibir su capacidad de pensar? Cómo se nos ocurre inhibir su talento?

Debemos dejar de avergonzarnos de autocalificarnos pensadores. Hace muchos años, ser un pensador era ser un gran intelectual y una persona que aportaba mucho valor a la sociedad. Hoy pasa lo contrario: calificarse de pensador es denominarse vago, porque se considera que solo se trabaja cuando se aplica el aspecto físico de nuestro cuerpo. Pues no; lo mejor que puede pasar es que cada empleado tenga su momento para pensar, para replantearse los procesos que ejecuta y para aportar nuevas formas de hacer las cosas.

Mi mensaje de hoy va dirigido especialmente a esos jefes autócratas que no reconocen las capacidades intelectuales de sus subordinados, o que tienen miedo a ellas (que es lo más frecuente que pasa). Flaco favor le hacen con ello a las organizaciones y, por extensión, a sí mismos. Confío que este post les haga reflexionar (nunca mejor dicho).

Share this Story
  • Los diferentes tipos de hidrolimpiadora karcher

    Que hidrolimpiadora elegir para 2017

    El uso de una hidrolimpiadora es muy variado. Desde limpiar el coche (no olvidemos bicicletas o motos) donde el uso no ...
  • No te pagamos para pensar en nuestra empresa

    Les suena? Es una odiosa frase que repiten con insistencia muchos jefes autoritarios que no aceptan que por debajo de ellos ...
  • Descripción de Competencias para la Venta

    A la hora de plantear el título para este comentario tuve serias dudas si usar la palabra “competencias” o no. En ...
  • madrid como ciudad de mudanzas diarias

    Cuantas mudanzas se hacen en Madrid cada año

    Madrid es una ciudad con muchísimo turismo diario . Sin embargo según las últimas estadísticas los españoles prefieren ser propietarios de un ...
  • Sin información no hay paraiso

    Cuando analizamos la viabilidad del proyecto que quiere sacar adelante cualquier emprendedor, lo primero que hacemos es encontrar las actividades críticas ...
  • Trucos de la comunicación persuasiva

    Uno de los grandes trucos de la comunicación persuasiva consiste en aprender cómo podemos orientar las preguntas que hacemos para recibir la ...
Load More Related Articles
Load More In Interesante

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Cuantas mudanzas se hacen en Madrid cada año

Madrid es una ciudad con muchísimo turismo diario . ...