Tecnologia

La tecnología Eye tracking

A veces pasamos demasiado tiempo pensando en la estrategia de medios sociales a seguir, en cómo conseguir el mayor número de usuarios posibles o como mantener a nuestros clientes ya asentados que, se nos olvida una de las claves básicas en cuanto a comunicación en Internet se refiere: la calidad de los contenidos y la colocación de los mismos.

La primera es una obviedad pero, muchas empresas pasan demasiado tiempo ocupadas en otros temas que parecen más importantes y dejan esto como algo secundario. Contar con una página Web en la que todos y cada uno de los textos incluidos tenga cierta coherencia, donde todo lo que se dice luego se cumple y, sobretodo aunque a veces muy olvidado, no exista ni una sola falta de ortografía, es esencial a la hora de generar confianza en nuestros clientes actuales o en aquellos que previsiblemente lo serán en un futuro.

Sólo generando contenidos de calidad, interesantes y adecuados para todos aquellos que buscan servicios como los que tiene nuestra empresa, podremos conseguir una mayor aceptación y una sensación de seriedad de cara al exterior mucho más importante. Teniendo esto muy claro, lo que debemos hacer es buscar una empresa que sea capaz de hacer lo que necesitamos. Lo primero que hará dicha empresa, será ver los contenidos de los que disponemos y distribuirlos correctamente en nuestra página.

Algo que parece tan sencillo no lo es si queremos potenciar que nuestras visitas se queden más tiempo con nosotros. A la vez, los visitantes deben encontrar todo lo que buscan en un tiempo récord, debido a lo sencillo de nuestra interfaz . Para ello, tenemos que tener en cuenta que la lectura frente a la pantalla del ordenador es bien distinta a aquella que realizamos diariamente frente a un documento impreso. Para entender como procesa el ojo humano la información y cómo podemos hacer para potenciar la visibilidad y usabilidad de nuestra página web siguiendo estos principios, hoy te damos una breves bases de ese fenómeno que en Internet se suele llamar Eye tracking.

La tecnología Eye tracking posibilita a los responsables de las páginas webs hacer un análisis pormenorizado de hacia dónde se dirigen los ojos del usuario cuando navega por internet. Según este tipo de estudios basados en el movimiento del ojo frente a la pantalla del ordenador , podemos llegar a la conclusión de que el ojo humano antes de centrarse en ningún punto de la página web hace un pequeño rastreo con la mirada mediante el que intentan encontrar aquellos puntos de atracción a los que posteriormente volverá si se ha sentido interesado por alguno de ellos.

De este modo, podemos saber dónde está la información que primero centra la atención de nuestro usuario, por lo tanto sabremos dónde tenemos que colocar siempre las informaciones que nos parezcan más importantes y que, por lo tanto, pretendamos destacar por encima de todo. Así, lograremos atraer la atención de nuestro visitante en aquellos temas en los que pretendemos captarla sin que él casi se dé cuenta de ello.

Por lo general sabemos que, como la pantalla del ordenador suele ser muy brillante y llamativa y resulta muy complicado leer textos largos en ella, el usuario se sentirá atraído por aquellos temas que no estén demasiado recargados visualmente. No debe haber demasiado texto, ya que se considerará demasiado trabajoso a la hora de leer. La letra debe ser normal de manera que la lectura  sea lo más sencilla posible.

La distribución ideal de los textos en la página Web debería comenzar con un titular corto pero llamativo que captase la atención del lector a primera vista. Posteriormente, antes de comenzar siquiera con el texto, lo ideal sería que incluyésemos una imagen llamativa que situase al lector en el tema del que vamos a seguir hablando a continuación.
 
En cuanto al texto, hay que evitar escribir grandes párrafos que den fatiga sólo de pensar que tenemos que leerlos enteros. Si el tema da mucho de sí y no queda otra opción que escribir mucho, podemos dividir todo el texto en párrafos de cuatro o cinco líneas. De esta forma, será menos pesado leer todo el contenido. Elementos de apoyo como el uso de las negritas (mucho mejor que las cursivas, que son más difíciles de leer en internet) y de los guiones y paréntesis harán que el texto sea más ameno y fácil de leer para el ojo humano. De todas formas, lo mejor es que consultes con especialistas.

Share this Story
Load More Related Articles
Load More In Tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Check Also

Los accesorios para tu fresadora. Descubre cuales son y donde comprarlos

La máquina fresadora es una de las más ...